Por qué me gustan las Parachute


Cuando comencé a atar moscas, partí leyendo el didáctico libro de Deke Meyers “Tying Trout Flies, 12 of the Best“, en el cual se enseña paso a paso a montar varios de los más clásicos patrones de moscas para truchas. Uno de los que me llamó la atención fue la “Parachute” y partía diciendo: “La Parachute, más que ser un patrón específico, es más bien un tipo de mosca”. Seguí las instrucciones y aprendí a atar parachutes, pero con el tiempo me fui dando cuenta de que efectivamente era una técnica de armar ala con hackle que era totalmente aplicable a una serie de patrones de mosca seca. Fue así como comenzaron a aparecer en mi caja la Adams Parachute (una de mis favoritas hoy en día), la Royal Parachute (Royal Wulff al estilo Parachute), algunas parachute de mosquitos, e incluso más recientemente, la hoy muy famosa Klinkhammer.

Adams Parachute (con poste de alta visibilidad)

Adams Parachute (con poste de alta visibilidad)

¿Por qué me gustaron tanto? Varias razones, pero me parece que una de las principales es su flotabilidad. Más que su capacidad de flotación, lo relevante es que tiene un nivel de flotación diferente a las otras moscas secas. Tomemos la misma emblemática Adams Parachute. Si se la compara con la Adams tradicional, se podrá ver que esta variación flota un poco más bajo. Es decir, tiende a imitar de mejor manera, no sólo los Duns recién emergidos, sino que los Duns que aún están emergiendo e incluso los que podrían estarse hundiendo. Esta sutil condición es ideal cuando las truchas se han concentrado en la eclosión de Mayflies y están atacando a los ejemplares más desvalidos, particularmente aquellos que se quedarán más tiempo en la lámina superficial. A diferencia de los Duns ya emergidos, que están listos para emprender el vuelo.

Al menos he visto en situaciones de eclosiones relativamente lentas, como es lo habitual en aguas chilenas, que las truchas tienden a ignorar un poco más los adultos sólidamente emergidos, y se concentran en emergentes o ahogados. Reitero que en estos casos, la Parachute ofrece la combinación ideal de perfil de flotación más hundido, que logra representar este tipo de situaciones de mejor manera.

Atando Parachutes

Volviendo al montaje de este tipo de patrones, debo confesar – como comparten también muchos de los lectores, seguramente – que los primeros intentos eran poco exitosos. No es trivial lograr un poste (o ala) en posición recta y largo adecuado. Toma tiempo el poder calibrar la proporción del largo de este poste cuando se comienza atando en forma paralela al anzuelo. Además, enrollar la pluma (hackle) alrededor de este poste y lograr que este último no se curve o tuerza es otro desafío que requiere tener control sobre la manera de sostener las herramientas y los materiales. Pero con algo de práctica, las Parachute comienzan a salir cada vez mejor. Logrando mejor estabilidad de flotación y también mejor estética.

Para simplificar esta idea, aprovecho de incluir un rápido video de nuestros amigo de Fly Cast America, que muestra en forma express la forma de atar la Adams Parachute.

Finalmente, la forma de presentarla es totalmente equivalente a la pesca con otras moscas secas. Idealmente se lanza corriente arriba y cruzado, controlando la línea con algunos mends, para facilitar un derive largo y libre de cualquier alteración de la línea. Lo interesante es que – gracias al ala totalmente erguida y visible – es muy fácil ver cómo esta mosca, incluso en tamaños muy pequeños (18, por ejemplo), avanza por la corriente sorteando pequeños rápidos con soltura.

Sinceramente les sugiero a aquellos de Uds. que aún no conocen este tipo de moscas, que prueben atar algunas y en especial que en la próxima salida de pesca – ya abriendo la temporada – la lancen. A veces sin necesidad de una eclosión marcada o evidente actividad de superficie. Las truchas suelen reconocer el perfil más desvalido de este patrón y pueden tentarse a subir desde sus escondites a tragarse violentamente tu Parachute.

Suerte y éxito.

Rodrigo Sandoval
Staff RiosySenderos.com

Anuncios

9 Responses to “Por qué me gustan las Parachute”


  1. 1 victor leiva 1 octubre 2009 en 08:13

    Muy buen articulo!

    la verdad que este patron es muy efectivo en mi zona, y la pesca es muy atractiva, ya que al colocarle un poste de alta visibilidad uno puede derivar mejor la mosca.
    gracias por tus aportes!

  2. 2 Staff RiosySenderos.com 1 octubre 2009 en 12:29

    Hola Víctor,

    Como siempre, gracias por tus amables comentarios. En efecto, creo que el ala hecha con colores llamativos, hace más fácil poder seguir la mosca en la corriente, aunque sea muy pequeña, lo que permite disfrutar aún más de las tomadas.

    Para quienes dudan de la diferencia entre un naranjo y blanco, sucede que en un río flotan muchas cosas junto con las moscas reales y nuestra imitación. El naranjo es precisamente lo que hace la diferencia para nuestros ojos, mientras que para las truchas es el perfil de flotación – como la ven desde abajo del superficie – lo que afecta y en esa línea, la parachute flota en el punto ideal.

    Saludos

    Rodrigo Sandoval

  3. 3 Mariano Serrano 1 octubre 2009 en 17:59

    Hola Rodrigo.
    Las parachutes son obligatorias en mi caja. Son increiblemente efectivas y, a mi humilde opinión, más fáciles de atar que las clásicas. Lo único que me dificulta un poco es en enrollado del hackle en el poste. En el video aparece una sugerencia muy buena que es hacerlo de arriba hacia abajo y la otra cosa que a mi me ha funcionado muy bien es avanzar con el hilo un poco hacia arriba en el poste, y poner el hackle sobre este hilo y no directamente sobre el pelo, porque es menos resbaloso.
    ¿alguna alternativa de material para el poste, aparte del calf tail?

    Saludos

    Mariano Serrano

  4. 4 Staff RiosySenderos.com 1 octubre 2009 en 18:36

    Hola Mariano,

    Para el poste estoy usando tres alternativas: calf tail, mallard (fibras de pluma relativamente resistente) y Z-Lon, que es una fibra sintética (la Adams de la fot aquí arriba está con Z-Lon naranjo). Intenté usar fibras de cordel, como leí por ahí, pero no me quedó muy bien. Así que me resumo a estos tres materiales.

    Excelente tu dato del hilo en el poste. En el caso de calf tail debe hacer una diferencia importante.

    Rodrigo

  5. 5 Gonzalo 5 octubre 2009 en 13:53

    Muy bueno el artículo Rodrigo.
    Ahora bien: vos consideras más efectivas las clásicas secas armadas con la técnica del parachute. ¿crees que ocurre lo mismo en el caso de la pesca con saltamontes? Es decir, ¿serán más efectivos mis saltamontes si les aplico la técnica de Parachute?

    un abrazo
    Gonzalo

  6. 6 Staff RiosySenderos.com 5 octubre 2009 en 17:45

    Hola Gonzalo,

    En efecto, el estilo Parachute también es un aditivo interesante para los saltamontes, tanto así que existe el Parachute Hopper (ver aquí: http://www.riosysenderos.com/baul/pescandohoppers.htm).

    Eso si, cabe señalar, que el argumento de la flotabilidad no se aplica de la misma manera a los patrones de saltamontes, dado que la misma construcción de muchos de ellos ofrece un nivel alto de flotación. Si ves el caso del Parachute Hopper, gran parte de su cuerpo está hecho de material de forrado, que no tiene la misma flotabilidad del pelo de ciervo, muy utilizado en otros. Si bien, el Parachute Hopper ha funcionado durante mucho tiempo, si ves un saltamontes recién caído al agua, notarás que flota muy bien, razón por la cual en general tiendo a seleccionar los patrones con ciervo.

    En suma, vale la pena probar, en especial para aumentar la visibilidad de la mosca en sectores con mucha corriente, y también confiar en la flotabilidad del resto de los materiales de dicho patrón de saltamontes.

    Saludos

    Rodrigo Sandoval
    RiosySenderos.com

  7. 7 pacopescador 23 octubre 2009 en 17:22

    Hola Rodrigo:
    Yo también soy un adicto a los montajes en paracaídas, aunque últimamente no los hago mucho. Pero si que monto una imitación de hormiga alada en foam y con hackle negro en paracaídas, esta es mi preferida.
    Muy buen artículo, enhorabuena.
    Un saludo.
    Pacopescador.

  8. 8 Vladimir Moreno 10 diciembre 2009 en 21:12

    Menuda sorpresa que me di cuando puse en el leader una mosca que me vendio el dueno ingles de un coto de pesca en Shepperton(England). Una emergente de chronomid un poco grande (tamano 12, creo) de cuerpo negro y cresta blanca. La unica captura de ese dia en un lago dedicado solo al catch and release y en el que las truchas promedian las 3 lb. La lance cerca a un colchon de hojas de arbol flotantes (fue al comienzo del otono) donde veia yo a las truchas acechar y voila! el animalito fue mio. Empezaremos a hacer este estudio en los lagos y rios del altiplano cundiboyacense en el centro de Colombia. El paisaje puede parecerse un tanto a algunos lagos chilenos pero no esta bien claro que hay de los insectos. Les estare contando. Saludos desde Londres.

  9. 9 marcelo ranea 24 diciembre 2009 en 05:49

    las moscas en parachute me resultan muchisimo mas sencillas de atar que las tradicionales, y me permiten utilizar tamaños pequeños a los que en montaje clasico no me animo.
    yo estoy usando un yarn sintetico obtenido del interior de un cordon delgado de una bolsa de un comercio, que tiene la textura muy similar al calf tail con la ventaja de que al atarlo al anzuelo queda muy fino, y el color lo logro con fibras resaltadoras de las usadas como remarker para lectura. destiñen, pero el poste termina quedando bastante coloreado.
    marcelo

    ps: muy bueno tu articulo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: