Aspectos técnicos y éticos de enfrentarse a peces trofeo


En este post pretendo resumir algunos aspectos que han salido a la luz en conversaciones que he tenido con diferentes pescadores con mosca, a la luz de un breve reporte de pesca de Chinooks que hice hace unos días en la Comunidad RiosySenderos.com. Para resumir, mencioné que hace pocos días me tocó ver a un buen amigo enganchar un Chinook monstruoso que finalmente le cortó mosca y línea, sin posibilidad de ganarle. Luego, salió a discusión el calibre del equipo adecuado para enfrentar tales situaciones, lo cual conversé con otro par de amigos.

Así, llego a este post, con la idea de enumerar algunas condicionantes que recomiendo tener en cuenta antes de enfrentar la pesca de peces trofeo, ya sean chinooks, o truchas grandes, o más aún, algunos peces de agua salada.

Partamos así: la mayoría de los pescadores, tarde o temprano (o siempre) sueña con poder enganchar un enorme trofeo. Nos llegan a veces fotos de otros pescadores sosteniendo peces de tallas fabulosas para la especie en cuestión y eso alimenta nuestra ansiedad de vivir tal experiencia. En ocasión, se dan algunas condiciones y nos encontramos frente a frente lanzando nuestra mosca en aguas habitadas por algunos de estos leviatanes.

Resistencia o Potencia del Equipo

Hay una definición original que sigue siendo válida: el número (o rigidez y potencia) de una caña es determinada por la mosca y distancia a lanzar, más que por el tamaño del pez que se pretende enganchar. Sin embargo, esta validez se ajusta a ciertos rangos. Es decir, si vamos por truchas medianas, lo esperable es que estén entre 1 y 3 kgs, por lo que una caña hasta 4 es capaz de manejar. Es decir, si te enfrentas a un río con truchas de entre 1 y 2 kgs, con una caña 4, lanzando pequeñas Adams o ninfas, seguramente andarás bien. Pero si en el proceso tienes la suerte (mala o buena) de que la marrón terrateniente del pozón, que llegó a los 7 kgs, pica, entonces la excitación puede transformarse en pánico, sobre-exitación y una gran variedad de sensaciones conducidos por adrenalina que cada humano (viva la diversidad) maneja de diferente manera.

En cualquiera de los casos mencionados, cuando un pez notoriamente más grande que lo que se espera y pelea con un equipo posiblemente subdimensionado, pueden ocurrir dos cosas: o se corta la mosca (el líder o incluso, la línea) , o logras traer el pez, pero con mucho esfuerzo y demorándote más de la cuenta. En estos dos casos, el pez sale dañado: al menos con un nuevo piercing que puede transformarse en una infección, o peor aún, morir por no recuperarse del esfuerzo excesivo y exceso de ácido láctico en su organismo.

Caso particular: tippet demasiado delgado

He escuchado a varios mosqueros – particularmente extranjeros – evidenciar una particular fascinación por pescar con el tippet más delgado que se pueda. Si bien hay casos en que la claridad de las aguas conjugada con una extrema precaución de las truchas fuerza a disminuir el tippet, creo que es mejor recurrir a tippets más sofisticados, como de fluorocarbono y no más delgados, ya que esto permite la solidez y resistencia del conjunto para acortar la pelea al máximo posible.

El mensaje correcto es: acortar la pelea lo más que se pueda, para maximizar las posibilidades de supervivencia del pez, y evitar cortes de línea/líder, en que la trucha sale con mosca enterrada y en algunos casos, con restos de líder y línea.

Entonces, algunas recomendaciones de sentido común:

  • Utilizar un equipo adecuado a las posibles capturas, incluso pensando en que en el mejor de los casos, se enganchará al trofeo del lugar.
  • Utilizar el tippet más resistente posible que no afecte la selectividad de los peces.
  • Hacerle mantención periódica a las líneas. Reemplazar aquellas que se ven muy maltratas y con posibilidad de cortarse.
  • Hacerle mantención a líder y tippet, renovando pedazos muy gastados, así como asegurarse de usar buenos nudos.
  • Cuando la trucha grande pique, aún cuando la tentación de disfrutar una larga pelea exista, hacerla lo más corta posible. En buen chileno: “siempre hágala corta”.

El Lugar para Pescar

Aquí me refiero a ubicarse en un lugar adecuado dentro del lago o río. Particularmente río. En lago, casi siempre es posible pelear con comodidad una trucha en las secciones más profundas. En el caso de un río, frecuentemente es posible encontrar un largo recodo que es difícil de manejar, cerca de un sector más bajo y de poca corriente que ofrece mayores garantías para pelear un pez grande. Si el caso es que se espera tener una pelea con un enorme pez, como es el caso de los chinooks, no sólo pensar en dónde pueden estar y dónde pueden picar, sino que conjugar ese tipo de lugares en las cercanías de otro que permita pelear al pez con mejores condiciones (normalmente ubicado corriente abajo).

Por sobre todo, evitar lugares donde la orilla esté cortada a pique o donde se esté lanzando desde un punto donde el pescador no podrá moverse. Por ej, desde una roca grande, desde un tronco de difícil acceso. Si se engancha ese anhelado trofeo, la posibilidad de pelearlo bien disminuye considerablemente desde esa posición.

Conclusiones

En mi caso personal, me encantaría pensar que siempre he tenido conciencia de las condiciones con las que enfrento la pesca. En gran parte de las ocasiones no me he topado con trofeos que desafíen mi equipo o mi capacidad de pelea. Incluso en los casos de pesca de salmones, me ha tocado enfrentarlos siendo consciente de su presencia y por ende, con el equipo adecuado.

La excepción podría ser justamente la historia que menciono al comienzo, en la cual nos enfrentamos a Chinooks de una talla promedio excepcional y en un lugar que no ofreció demasiadas garantías. En mis experiencias anteriores pescando Chinooks en el mismo río, me había topado con ejemplares de un promedio de 8 a 10 kgs, en sectores con riffles y recodos de menor profundidad, haciendo de las maniobras de pesca algo más simple. Sin embargo, pude ver en esta ocasión, que un Chinook que se acerca a los 20 kgs, que la pelea es totalmente distinta, particularmente en un río con mayor caudal que en la vez anterior.

Un equipo #8, como el que yo contaba, definitivamente no es suficiente para lograr ganarle a uno de estos gigantes con determinación. Si bien hay una serie de técnicas que facilitan la pelea para el lado del pescador, el enorme pez tiene todas las de ganar si finalmente decide irse hacia la corriente principal, como ocurrió en ese caso con Patricio.

Creo que un equipo #10 estaría mejor preparado para “doblarle la cabeza al salmón”, como mi buen amigo Rodrigo Saelzer me comentó. Totalmente de acuerdo.

Sin duda, dejo abierto el canal de opinión a los visitantes. Es totalmente posible que la experiencia de cada uno pueda aportar antecedentes que completen esta perspectiva personal.

Rodrigo Sandoval
RiosySenderos.com

Anuncios

7 Responses to “Aspectos técnicos y éticos de enfrentarse a peces trofeo”


  1. 1 Andres 5 febrero 2010 en 20:47

    Exelente nota. El tema de los tippets me parece muy muy importante..el otro dia en junin de los andes alguien me comento que ya sentia una gran alegria con solo lograr engañar al pez, por lo cual siempre elegia pescar con tippets lo mas delgados posible. Justamente le dije, que una ves engañado el pez, lo mejor que puede pasar para este es o que logre safarse de la mosca, o que podamos arrimarlo y devolverlo a su medio como se debe..ya que si cortamos, la posibilidad de que desarrolle sus actividades con normalidad es casi nula..

    Con respecto a los trofeos, eh leido un relato sobre la boca del chimehuin en la que el autor contaba como habia logrado sacar una trucha recidente del lugar de 11kg..y comentaba que decidio sacrificarlo para pesarlo ya que de todas formas, por su edad ya habia perdido la capacidad de reproducirse. Me dio una gran tristeza esto.. y por gente que piensa asi, hoy la boca del chimehuin no es lo que solia ser.

    No olvidemos que las truchas son territoriales, y el sacrificar un trofeo implica un cambio en toda la zona (sobre todo lejos de la epoca de desove, ya que las truchas estan mas estaticas).

    Saludos desde argentina! Gracias por tanta y tan buena informacion

    • 2 omar 5 febrero 2010 en 23:13

      si…yo me acuerdo que lei esa nota…………no se en que parte pero recuerdo bien que sacrificaron esa trucha y segun ellos daba lo mismo por que ya estaba muy vieja para reproducirse………….

  2. 3 Patricio 26 febrero 2010 en 11:33

    Partiendo de la base que capturar peces trofeos no es algo frecuente, de ahí el anhelo y la felicidad de enganchar uno, es que quiero poner el énfasis en las otras capturas que se producen mientras buscamos un trofeo, es decir, en la truchas pequeñas o normales.
    Es correcto usar una caña N°10 para salir en busca de un trofeo de 20 kg. pero el problema radica en que es probable que no se capturé ninguno mientras que si se enganchan varios peces de tamaños normales o pequeños, los cuales simplemente son arrastrados al no tener ninguna posibilidad de doblar una caña N° 10 o de cortar un leader grueso.
    Recordemos que es muy difícil que un chinook tome nuestra mosca, aunque ello ocurre. En mi caso y en circunstancias que salgo muchísimo de pesca durante la temporada no son más de 6 a 8 capturas de chinook que realizo.
    Dicho lo anterior, cabe hacerse la siguiente pregunta:
    Vale la pena salir con un equipo pesado ante la mera posibilidad de sacar un trofeo en desmedro de los peces de menor tamaño?.-
    En mi caso prefiero buscar un equilibrio entre los 2 extremos y oscilar entre cañas 5 ó 6 a 8.
    Saludos.

    • 4 Staff RiosySenderos.com 26 febrero 2010 en 11:55

      Patricio,

      Excelente acotación y definitivamente estoy de acuerdo contigo. Ante una probabilidad de pescar truchas o peces en tamaños promedio, mantenemos en uso nuestro equipo más adecuado a esas condiciones. Yo mismo salgo con una caña #3 en gran parte de las ocasiones.

      Complementando esto, creo válido recalcar que cuando realmente queramos ir a pescar Chinooks, tomemos las precauciones de equipo adecuadas. Y en cualquier situación de pesca, siempre tengamos el líder y línea en buenas condiciones, miremos bien alrededor de donde estamos pescando para ver posibles lugares para pelear un pez mayor.

      Me parece que la opción que menciona Patricio, de andar con una caña “promedio” es una solución sumamente sensata y válida.

      Suerte y éxito.
      Rodrigo

  3. 5 oscar 1 junio 2010 en 10:32

    el problema es que uno busca siempre pescar al limite sera por la adrenalina que ello produce? aca en mi zona no se piensa mucho en el pez, pues solo muy pocas personas devuelven los peces al rio, no esta instalada la concientizacion para hacerlo. a mi personalmente me gusta pescar al limite pero controlando siempre el equipo no este dañado pues aunque aca se dice que el dorado lo funde al anzuelo con los acidos, e visto animales hermosos venir flotando sin ninguna esperanza con anzuelos,señuelos y daños en el cuerpo, entonces lo mas seguro para el pez seria que resignemos acrenalina y pesquemos con equipos sobredimensionados.-

  4. 6 Mario Castro 22 julio 2010 en 12:14

    Me parece que hay un poco de cada cosa, el tema pasa por el objetivo que buscamos, si en esa mañana estamos sobreexitados por la adrenalina previa a capturar un gran salmón ( 20 kg ), creo que debemos ir preparados con un equipo para eso, ahora, si nos ansamos de intentar buscar estos peces, y queremos de repente intentar a las distintas especies alternativas que brinde el río, tendriamos que cambiar el equipo a uno mas chico, en sintesis, siempre que vallamos a un río o lago en donde sabemos que existen grandes posibilidades de capturar un gigante deberiamos ir preparados para esto, aunque no saquemos ninguno, ya que es preferible sacar un atrucha de 1.5 kg con una caña 10, y no un salmón de 18 kg con una caña 3, es mi huilde opimión, saudos a todos

  5. 7 Miguel 17 febrero 2011 en 11:44

    No olviden que la pesca con mosca es adrenalina en si misma. Si la conciencia esta en la especie, se debe manejar la adrenalina cambiando patrones de moscas, usando diferentes presentaciones y tratar de pescar siempre lo mas cercano a un trofeo… Eso creo es inevitable… Y en ese contexto, pienso la cana promedio es lo mas responsable…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: