Truchas Arcoiris en Lago Chungará


La Peladilla, uno de las especies nativas de aguas chilenas, hoy difícil de encontrar al haber sido desplazada por las truchas introducidas desde fines del 1800.

La Peladilla, uno de las especies nativas de aguas chilenas, hoy difícil de encontrar al haber sido desplazada por las truchas introducidas desde fines del 1800.

Los pescadores con mosca vemos a la trucha y varios de sus parientes como el pez “hecho para la pesca con mosca”. Incluso la pesca de otras especies se considera “enfoques alternativos” a la pesca con mosca tradicional. Por la misma razón, las diversas especies de truchas, originarias del Hemisferio Norte, terminaron siendo introducidas en Chile. Más de un siglo después vemos con buenos ojos y valoramos la presencia de estos peces en las aguas interiores de Chile, que incluso lo han catapultado a un sitial de elite como destino de pesca con mosca mundial, pero a la vez olvidamos el efecto dañino que esas introducciones tuvieron en especies nativas de nuestras aguas, como son los puyes, las peladillas, pejerreyes y otros tantos.

Especies exóticas en aguas protegidas

El caso de la introducción de especies exóticas no es nuevo, ni tampoco exclusivo de Chile. Uno de los casos más difundidos en años recientes fue el del reconocido Lago Yellowstone, en el centro del parque nacional del mismo nombre, el primer parque nacional del mundo y un verdadero refugio del ecosistema del Noroeste norteamericano. Por muchos años, la población nativa de truchas Cutthroat de Yellowstone logró resistir intentos de siembra de otras especies, como el Salmón del Atlántico y también la Trucha Arcoiris, pero no fue hasta la década de 1990, en que se descubrió una siembra ilegal de Trucha de Lago o Lake Trout (Salvelinus namaycush), muy posiblemente traída desde el cercano Lewis Lake. En pocos años, la saludable población de las Yellowstone Cutthroat se vio en franca disminución, desatando la urgencia en el servicio de parques. Como consecuencia, se estableció dentro de la reglamentación de pesca: “Toda Trucha Cutthroat capturada debe ser devuelta de inmediato tomando las mayores precauciones en su manipulación … toda Trucha de Lago debe ser sacrificada al ser capturada”.

Como ése, ejemplos hay varios y en prácticamente en todas las latitudes.

La invasión de truchas en Lago Chungará

Panorámica del Lago Chungará, Parque Nacional Lauca

Panorámica del Lago Chungará, Parque Nacional Lauca

Recientemente, Christian Wells, uno de los miembros de la Comunidad RiosySenderos.com, puso la noticia sobre el tapete en dicho medio. Hoy nos toca ver el nocivo efecto de la introducción en uno de nuestros más hermosos parques nacionales: el Parque Nacional Lauca, en pleno altiplano de la Región de Arica y Parinacota, nuestro extremo norte. Por todos estos años, las pulcras aguas del Chungará han albergado especies nativas, como es el caso del Karachi (Orestia chungarensis).

Esta detección se hizo efectiva apenas el 2008, cuando un equipo de investigadores y biólogos las avistó en el lago. “Nosotros las vimos. Son enormes las truchas que hay allá. Se ven en el lago, que tiene especies nativas que se llaman karachi y que son de una tremenda importancia”, según señaló en su momento a La Tercera, Irma Vila, la directora del Depto. de Ciencias Ecológicas de la Universidad de Chile.

Por la misma razón, se autorizó en forma excepcional la pesca de esta especie el pasado 12 y 13 de Agosto, con el objeto de evaluar la presencia y junto con ello, dar un primer paso a su control. La detección incluyó algunos cuerpos de agua aledaños, particularmente cursos afluentes y efluentes, para verificar la posible reproducción de estas truchas en dicho ecosistema.

¿Qué nos queda?

Como sociedad, ojalá, el aprendizaje de que la introducción sin-control de especies externas a un ecosistema tiene efectos. Es innegable, por mucho que la especie introducida nos parezca valiosa en varios aspectos, que estas siembras clandestinas traen más perjuicios (turísticos, ecológicos, de todo), más que beneficios.

Además, aquellos visitantes del parque y/o residentes de la región, apoyar directamente a las autoridades locales en verificar instancias de control de esta especie. Más que darse una tarde de pesca de truchas en el lago, la idea concreta y transparente es eliminar el máximo o totalidad de los ejemplares hoy presentes en dicho lago.

Hoy existen literalmente centenares de lugares adecuados para la pesca de truchas. Sin duda, el Norte de Chile no es un destino de este tipo de pesca, pero por lo mismo, tampoco debe serlo.

Rodrigo Sandoval
Editor RiosySenderos.com

Anuncios

3 Responses to “Truchas Arcoiris en Lago Chungará”


  1. 1 Jorge Aguilar Rech 25 agosto 2010 en 16:55

    Rodrigo: Coincido plenamente que esta problemática es un tema que se presenta en la mayoría de los países. Sea desarrollados o en vías de desarrollo. La principal diferencia es quizás, las herramientas dispuestas para su estudio y así su efecto la generación de un marco regulatorio y de gestión que trabaje pro activamente y no reactivamente.
    La protección de los nativos ante el avance de nuestros apreciados exóticos es el eje fundamental del tema. Y, ante la introducción el monitoreo permanente del acuífero, promocionando el exhaustivo control de sus macro invertebrados, crustáceos y nativos.
    Conceptos hoy como gestión morfológica del ambiente, granjas de macroinvetebrados y pesca y devolución con conciencia científica, deberíamos comenzar a manejar.
    Para que mantengamos nuestro pesqueros sanos y superlativamente buenos.
    Un abrazo a todos.
    Jorge Aguilar Rech.
    BROWN TROUT ARGENTINA

    • 2 Rodrigo Sandoval 25 agosto 2010 en 18:05

      Hola Jorge,

      Muchas gracias por tu pronto y completo comentario. Sin duda, estos son temas delicados y ojalá mejor manejados, tanto por autoridades como por los pescadores mismos. Creo que es complejo de manejar dado el enorme atractivo que las especies de trucha ofrecen, lo cual siempre abre la puerta a quien se tiente a distribuir ejemplares. Por supuesto, la capacidad de alinear legislación con los correctos y actualizados estudios científicos sería la línea ideal a seguir … no sé cuán lejos estamos.

      Creo que al menos plantearlos en este medio, hace que el contingente de lectores, se informe y esté en condiciones de tomar decisiones – políticas si corresponde – que ayuden a cuidar el ecosistema nativo.

      A ver qué dice el resto.

      Rodrigo

  2. 3 Jose Luis Lopez 7 abril 2013 en 20:56

    Rodrigo, hoy tuve la oportunidad de visitar el lago y “levantar” algunas piedras en el Lauca, pudiendo apreciar abundancia de vida bajo ellas, especialmente stoneflies pequeñas de color negro.

    No hay noticias posteriores al reportaje de La Tercera, y de tu propio post.

    ¿Se sabe algo de las gestiones que se harían hace casi 3 años?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: